domingo, 25 de julio de 2010

Jochen Rindt, único campeón póstumo de F1

domingo, 25 de julio de 2010
En la previa del Gran Premio de Hockenheim, Alemania, en el que ha salido vencedor el español Fernando Alonso, han mencionado el curioso caso del piloto austriaco Jochen Rindt, único piloto que ha ganado un mundial de pilotos después de fallecer y me ha resultado un caso digno de investigación para compartirlo con todos vosotros.

La historia se remonta a 1970, cuando Jochen Rindt decidió cambiar de aires y dejó el equipo Brabham, cuyo manager era Bernie Ecclestone, para intentar ganar títulos con el equipo Lotus.

Como curiosidad, el mencionado manager y amigo del piloto, Ecclestone, le aconsejó al protagonista de la historia que si quería ganar títulos fichara por Lotus, pero si quería permanecer vivo se quedara en Brabham. ¿vidente o adivino?

Rindt, tras muchas discusiones con su manager Chapman que al final cedió, comenzó el mundial con el coche del año anterior, el Lotus 49C, con el que consiguió una espectacular victoria en el circuito de Mónaco. Pero 2 carreras después entró en escena el que para muchos entendidos fue el mejor coche de F1 de la historia, el Lotus 72C. Rindt consiguió cuatro victorias consecutivas en Holanda, Francia, Gran Bretaña y Alemania, pero al cosechar malos resultados en la siguiente carrera en Austria, Rindt quiso volver al modelo anterior para el GP de Monza, Italia. Esto no fue posible por la decisión del manager de equipo, y llegó a Monza con el 72C. En la jornada de entrenamientos libres o de prácticas como se conocía en aquellos años, el piloto sufrió un escalofriante accidente cuando se acercaba a la Parabólica. Oficialmente, murió durante el traslado en ambulancia al hospital. Era el segundo piloto que fallecía en Lotus cuando ocupaba el lugar de líder tras el fallecimiento de Jim Clark en 1968.

El trágico accidente mortal y el resto de resultados de la prueba, daba la oportunidad a 6 pilotos para llevarse el campeonato del mundo, pero al terminar el siguiente Gran Premio en Canadá, únicamente el piloto belga Jackie Ikcx, tenía en sus manos salir campeon. Para ello tenía que ganar las 2 carreras restantes, pero sólo lo consiguió en una de ellas, lo que permitió que Rindt, se convirtiera en el primer Campeón del Mundo de F1 después de fallecido.

Fuente:



4 comentarios:

Historia dijo...

Ohhh! Que interesante, eres el mejor.

Historia dijo...

Ohhh te queremos balles!

Historia dijo...

Gracias por iluminarnos con tu sabiduría!

José María Ramos Domingo dijo...

Alber, esa ofertita por Aduriz ... ¿qué pasa?

Publicar un comentario

 
Design by Pocket Free Blogger Templates created by The Blog Templates