jueves, 29 de julio de 2010

Las claves de un fenómeno molesto: El hipo

jueves, 29 de julio de 2010
¿Como se denomina en términos médicos?

Sungultus o espasmo del diafragma, por lo que lo seguiremos llamando "hipo", ¿verdad?

¿En qué consiste?

Los ataques de hipo son contracciones repetidas, espasmódicas e involuntarias del diafragma que provocan una inspiración súbita, seguida de la contracción de las cuerdas vocales, lo que cierra el paso del aire que ha entrado y origina ese sonido tan característico.

¿Cuándo y por qué se provoca?

El hipo se provoca cuando se da alguna situación anómala que afecta al movimiento regular del diafragma. La más común es que el estómago esté más hinchado de lo normal, lo que ejerce una presión sobre el diafragma. Esto puede darse después de comidas copiosas, tras la ingesta de bebidas con mucho gas o si hemos comido demasiado rápido, lo que provoca que la comida llegue menos triturada al estómago.

Una irritación de la garganta o del estómago, los nervios o la excitación también pueden provocarnos hipo.

¿Sirve para algo?

Personalmente no me puedo creer que este molesto hipo no tenga ninguna finalidad provechosa para nosotros. Existe alguna teoría que intenta explicar que el hipo intrauterino ayuda al feto a fortalecer el diafragma y a madurar su sistema respiratorio, que en los niños pequeños ayuda a que la leche no se pase a los pulmones y en los adultos sirve para extraer el gas de un estómago demasiado lleno. Sin embargo, ningún científico ha conseguido confirmar nada aún acerca de la finalidad fisiológica real del hipo.

¿Qué podemos hacer para quitarlo?

De esto podríamos hablar largo y tendido, todos tenemos nuestro librillo con trucos para evitarlo, desde el típico susto o aguantar la respiración hasta el beber X tragos de agua seguidos. Pero ninguno de los anteriores ha sido constatado científicamente. El único método valido y constatado consiste en respirar dióxido de carbono. ¿Cómo podemos hacerlo? Pues muy fácil, aprovechando que sabemos que las personas respiramos oxigeno y devolvemos a la atmósfera dióxido de carbono, podemos utilizar una bolsa de plástico y respirar dentro de ella. Cuando llevemos unas pocas respiraciones, quedará muy poco oxígeno dentro y al respirar el dióxido de carbono, mágicamente, el hipo desaparecerá. Un servidor lo probó hace menos de una semana, y lo confirmo, funciona, ¡y rápido!. Por supuesto, no es peligroso y si véis que en unas cuantas respiraciones no se os ha quitado, comprobad como yo, que la bolsa no tenga ningún agujero del tamaño de una rodaja de chorizo...

Fuentes:




2 comentarios:

woonaval dijo...

Muy bueno ^^

Caroline dijo...

En lo personal he probado muchos remedios. El del susto, el de tomar agua sin respirar, el de tomar agua agua al revés, entre no me acuerdo cuales mas; pero anotado este nuevo que recomiendas ;) lo probaré la próxima vez y gracias por el tip del agujero jeje

Publicar un comentario en la entrada

 
Design by Pocket Free Blogger Templates created by The Blog Templates