miércoles, 11 de agosto de 2010

Comienza el Ramadán, ¿Qué sabemos de él?

miércoles, 11 de agosto de 2010
El Ramadán es el cuarto pilar del Islam y comienza en el noveno mes lunar islámico. Este calendario comienza con la aparición del primer cuarto creciente de luna; por lo que no coincide con el calendario solar, siendo este último 11 días más largo. Este año comienza el 11 de agosto y finalizará el 10 de septiembre.

Durante el Ramadán es estrictamente obligatorio el ayuno o sawm durante la luz solar para todos aquellos que puedan realizarlo.

El Ramadán tiene 7 condiciones:
1. Estar atento al comienzo del mes siguiendo las fases de la luna.
2. La intención. Esto quiere decir que el musulmán debe tomar la decisión de seguir las restricciones de Ramadán, y no sólo su ayuno.
3. Abstenerse de ingerir algo que rompa el ayuno. Esto incluye líquido, sólido y tabaco. Si se ingiere algo por olvido, no se rompe el ayuno, pero esto no se puede hacer de forma voluntaria.
4. No se pueden mantener relaciones sexuales durante el día.
5. No se puede practicar la masturbación.
6. Abstenerse de provocarse vómitos.
7. No agredir ni verbal ni físicamente al prójimo.

Como hemos dicho antes, el Ramadán es obligatorio para hombres y mujeres pero existen una serie de excepciones:

Los menores de edad que no se encuentren en la pubertad, aunque se recomienda que lo practiquen para que se acostumbren. La mujer que tiene la menstruación; ésta deberá recuperar el ayuno; los enfermos; la mujer embarazada y aquella que está amamantando a su bebé.

Los enfermos que se les espera una recuperación de su salud, los ancianos débiles y aquellos que ejercen trabajos muy duros podrán desayunar y pagar una compensación, que consiste en dar de comer a un pobre por cada día que desayunen.

Los musulmanes también se esfuerzan en incrementar sus actividades devocionales durante este mes sagrado. Junto a las cinco oraciones diarias habituales, se realiza una oración adicional llamada tarawih, que es realizada únicamente en Ramadán. Es realizada de forma individual o colectiva cada noche.

Para los musulmanes, el Ramadán no es algo negativo sino todo lo contrario. Para ellos,
“este mes limpian las toxinas acumuladas durante todo el año en su cuerpo”, “Alá perdona los pecados”, “es un esfuerzo consciente para mejorar la conducta y tratar de tener más autodisciplina”.
Para muchos musulmanes este mes es también una prueba de fuerza de voluntad ya que deben dejar los vicios y así éstos nunca llegarán a controlarlos. Y si una persona es atacada o insultada, el ayunante éste debe decir: 'estoy ayunando, estoy ayunando' e ignorar lo ocurrido.

Muchísimas gracias sayal por redactar este artículo y enviarlo a nuestro mail para su publicación.



1 comentarios:

Rokaputo dijo...

Cuanta chorrada. Las religiones son el opio del pueblo. Una carga muy pesada que ya llevamos demasiado tiempo encima.

Publicar un comentario

 
Design by Pocket Free Blogger Templates created by The Blog Templates