lunes, 21 de junio de 2010

Las malas consecuencias de un concierto: Los acúfenos

lunes, 21 de junio de 2010
Muchos de nosotros hemos percibido alguna vez en el silencio de la noche, un zumbido de oídos algo molesto que sólo podemos escuchar nosotros mismos. Normalmente a causa de un concierto o pub con la música muy alta. Este síntoma se denomina médicamente como "Acúfeno" o "Tinnitus" y vamos a explicar brevemente en que consiste y lo peligroso que puede llegar a ser.

Técnicamente, un acúfeno significa la percepción de un sonido en uno o en ambos oídos cuando no existe un sonido externo que provoque dicha percepción. En otras palabras, la persona afectada por acúfenos percibe un sonido aún en situaciones de absoluto silencio ambiental.

Las personas afectadas describen el sonido que perciben según descripciones muy variadas. Hay referencias de siseos, campanillas, grillos, ruido de agua, ruido de lluvia y de tempestades, etc. Este sonido siempre es subjetivo, es decir, lo oye el afectado pero no lo oyen las personas que lo rodean, ya que se trata de un sonido que "no existe" y solo "existe" en la percepción errónea del afectado.

Muchas personas sufren acúfenos de muy baja intensidad, en cuyo caso se trata de una molestia que no afecta a su calidad de vida. Cuando el acúfeno es severo se transforma en una molestia insuperable que reduce la calidad de vida del afectado, debido a los problemas psicológicos que conlleva: dificultad para conciliar el sueño, incapacidad para concentrarse que puede afectar duramente a la actividad profesional, transformación del carácter en irascible, etc.

Los acúfenos están originados por muchas y muy variadas causas; y su determinación es indispensable para afrontar un tratamiento para eliminar el acúfeno con éxito. La persona afectada por un acúfeno severo debe acudir a la consulta de un otorrinolaringólogo para que estudie su acúfeno y le oriente sobre la forma de eliminarlo.

Entre las causas más conocidas citamos: la exposición prolongada a ruidos de elevada intensidad, exceso de cera en el canal exterior del oído, algunos fármacos prescritos para la curación de otra dolencia que son ototóxicos y los causantes del acúfeno o de su deterioro, infecciones en los oídos, tumores en en el sistema auditivo, enfermedades cardiovasculares, problemas neurológicos, etc. En algunos casos, el acúfeno no es más que un síntoma de otra enfermedad y desaparece con la curación de dicha enfermedad.

Los acúfenos no discriminan por edades o por sexo. Los padecen por igual jóvenes y mayores, y mujeres y hombres.

El tratamiento de los acúfenos deben decidirlo y prescribirlo los profesionales de la Medicina, y por ello no puede ser sujeto de esta información. Cabe, no obstante, alertar a los afectados que el diagnóstico del acúfeno y de sus causas presenta muchas dificultades.

Sea cual sea la situación del afectado, puede ser una solución muy interesante someterse a terapias de habituación del acúfeno. En este caso, la persona que realiza la terapia con éxito "tiene el acúfeno pero no lo siente" y su calidad de vida mejora infinitamente.

Esta información ha sido obtenida de la Asociación de Personas Afectadas por Tinnitus y podéis ampliar esta información en su página web.

Gracias Juanjo por enviarnos información sobre este tema para concienciarnos ya que mucha gente no lo considera importante.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Design by Pocket Free Blogger Templates created by The Blog Templates